Colapso Traqueal

MI PERRO TOSE?

Los perros también tosen.  Las causas de la tos, igual que en nuestro caso, pueden ser de origen diverso (alteraciones respiratorias, alteraciones cardíacas, causas congénitas, etc.)

Por lo general, cualquier problema que irrite la tráquea o los bronquios principales va a causar tos.

Cuando esta tos es más recurrente o en forma de ataques de tos, es cuando debemos llevar a nuestro amigo al veterinario.

Es necesaria una exploración física completa y en la mayoría de los casos también de pruebas complementarias (como analíticas de sangre, radiografías, etc.), para determinar cuál es la causa concreta que está provocando tos a nuestra mascota.

En algunos casos, una vez descartadas otras causas y sobretodo en animales de raza pequeña, y tras pruebas complementarias específicas (como la endoscopia) la causa es el colapso traqueal.

 

QUÉ ES EL COLAPSO TRAQUEAL?

Es una enfermedad degenerativa que aparece con mayor frecuencia en razas pequeñas, se manifiesta mayormente en adultos maduros, aunque la edad de presentación es variable. Se cree que es una enfermedad congénita que se transmite a la descendencia.

La tráquea comunica la laringe con los pulmones y en un animal normal tiene una forma circular, como un tubo. Tres cuartas partes están constituidas por un tejido rígido cartilaginoso, mientras que la región dorsal está formada por una membrana fina (el músculo traqueal).

Esta enfermedad se caracteriza por una progresiva degeneración de esta membrana, que se introduce dentro de la luz de la tráquea, impidiendo el paso del aire hacia los pulmones.

CÓMO LE AFECTA A MI PERRO?

Esto provoca tos seca. En ocasiones, parece que quieren quitarse algo que está clavado en su garganta. Otras veces incluso vomitan. Suelen toser más cuando se ponen nerviosos o cuando están más contentos.

Como consecuencia de la menor entrada de aire, suelen jadear demasiado, llegando a tener incluso ataques de asfixia y pérdida de conocimiento en los casos más graves.  También puede llegar a escucharse un estridor durante la inspiración, causada por la entrada de aire a través de una vía estrecha.

Desafortunadamente es una enfermedad progresiva, que evoluciona poco a poco a peor. Con el tiempo puede ocasionar una alteración conocida como hipertensión pulmonar, que a su vez podría afectar al corazón y causar insuficiencia cardíaca.

La evolución de esta enfermedad no se puede predecir. En algunos animales evoluciona muy poco a poco, y estos pueden vivir muchos años con una calidad de vida aceptable, incluso llegando a morir por otras causas. En otros, desgraciadamente, esta enfermedad evoluciona de forma rápida y el desenlace puede ser fatal.

 

CÓMO PUEDO AYUDAR A MI PERRO?

El tratamiento es complejo y debe hacerlo un veterinario. Se pueden llevar a cabo diversas técnicas quirúrgicas (no aptas para todos los casos) y también hay tratamientos médicos para ayudar a respirar mejor a nuestro animal y aliviar la tos.

El veterinario valorará cada caso y administrará los distintos fármacos que puede necesitar cada paciente, tener en cuenta sus efectos y controlar su evolución, para modificar el tratamiento siempre que sea necesario.

En casa, los propietarios de los perros que padecen esta enfermedad, pueden tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Evitar cualquier presión en el cuello, por ello es mejor llevar sujeto al perro con un arnés.
  • No someter al animal a ambientes mal ventilados o con exceso de humo, polvo u otros agentes irritantes para el sistema respiratorio.
  • Puede ser útil la colocación de un humidificador, para fluidificar las secreciones respiratorias y así facilitar su eliminación.
  • Evitar el sobrepeso, que ocasiona una mayor dificultad respiratoria, mediante dietas con bajo índice calórico, ya que no será posible con ejercicio, ya que muchos de estos animales rehúsan caminar.
  • Evitar todo lo posible las situaciones de estrés, que provocan un mayor colapso y disminuyen la entrada de aire. Intentar tranquilizar al animal cuando estas situaciones se produzcan, ya que no siempre es fácil evitarlas.

En los casos más urgentes, con pérdida de conocimiento o sensación de ahogo continua, hay que acudir rápidamente al veterinario.

 

 

 

Déjanos un comentario

Contacto

Refrescar Captcha captcha txt